“Expreso en serio cada palabra que digo, cada letra que canto, cada ruido que hago” – Conoce al verdadero Serj Tankian en entrevista de Kerrang!

Foto: Andrew Lipovsky


Serj Tankian tuvo una reciente entrevista con la revista de música Kerrang!, a continuación les compartimos la entrevista completa totalmente traducida al español.

Redacción: Luke Morton
Fotos: Andrew Lipvosky
Traducción: Felipe Flores (Staff SOAD México)

¿Quién es Serj Tankian? El activo frontman de System Of A Down ha sido un elemento permanente del mundo del rock durante casi tres décadas, pero aún sigue siendo un enigma. Nos embarcamos en una misión para descubrirle …

El aislamiento acústico de espuma cubre las paredes. Los estantes están llenos de cables y cajas con equipo abiertas. Una placa de certificación dorada enmarcada para la banda sonora de Scream 3 cuelga de la pared. Este es el estudio de Serj Tankian en Los Ángeles, donde nos unimos al erudito político un miércoles por la mañana invernal. Él es todo sonrisas, luciendo el uniforme de régimen del confinamiento, un combo de playera y sudadera, y su barba característica recién arreglada.

Para millones de personas, él es el líder de boca de Molotov de System Of A Down, que grita sobre semillas y terracota. Pero esta es solo una dimensión del multiverso de Serj Tankian. Hoy, encaramado en una silla giratoria de oficina, encontramos a un hombre que existe no solo como vocalista, sino también como pintor, activista, compositor, esposo y padre. Así como no puede reducirse a una sola cosa, tampoco su música, explorando todo, desde metal bizarro hasta jazz-fusión y paisajes sonoros cinematográficos durante las últimas dos décadas y media.

Portada de la revista Kerrang edición especial de Serj Tankian.

“No creo que la música deba definirse”, comienza, mientras echamos un vistazo a la relación intermitente de Serj con el rock. “Cada género tiene su propia potencia: el rock es la música de la revolución, el rock es la música de la protesta y del cambio. La música clásica tiene sutilezas y tanta emoción que puede tocar la naturaleza rebelde del rock en su punto, y luego ser tan vulnerable y hermosa de otras maneras que el rock no puede alcanzar. El jazz tiene muchas implicaciones y capacidades, desde vibraciones sexys hasta elementos progresivos locos. Los géneros de música son como diferentes tipos de comida; no puedes simplemente comer pizza todo el día.”
Serj se ríe ante esta última noción. También se burla de la idea, presentada por los detractores más vocales de System Of A Down, de que su frontman simplemente no está interesado en la música rock en estos días. Señalan la falta de un nuevo álbum de SOAD desde Hypnotize de 2005, hasta los sencillos independientes Protect The Land y Genocidal Humanoidz de noviembre pasado que marcaron la primera música nueva de cualquier descripción de la banda en 16 años. También ha pasado casi una década desde el incluso más rockero LP de Serj, Harakiri. Los años transcurridos desde entonces lo han visto favorecer el trabajo con sonidos sinfónicos y electrónicos, incluida la colaboración de Fuktronic de 2020 con Jimmy Urine. Ante estas afirmaciones fuera de lugar contra Serj, él simplemente se encoge de hombros. Serj explica sin rodeos que está demasiado ocupado creando como para preocuparse, permitiendo que la inspiración del universo fluya a través de él, creyendo que la música proviene del subconsciente o de la conciencia colectiva, y los artistas son “presentadores calificados” en el mejor de los casos .

Siempre he creído que la música proviene del subconsciente o de la conciencia colectiva. En el mejor de los casos, los artistas solo somos presentadores calificados

Escucha a Serj platicarnos por qué su EP Elasticity es más rock’n’roll


Hace seis años, el subconsciente de Serj fue golpeado por un rayo de energía creativa, llegando, por primera vez en casi una década, en forma de rock’n’roll: primero en la forma de How Many Times, una balada cuasi-metálica , seguido poco después por el rabioso punk empapado de adrenalina Electric Yerevan, escrito después de las protestas armenias del mismo nombre.

“Escribí Electric Yerevan y pensé, ‘Wow, esto podría ser una gran canción de System Of A Down’”, recuerda Serj. “Eso me llevó a pensar que si escribiera canciones para y con System ahora, ¿cómo sonarían? Y eso me inspiró a escribir más música rock, por así decirlo. Honestamente, a los chicos les encantaron las canciones y comenzamos a colaborar en diferentes canciones en cierto momento. Pero al ser incapaces de ponernos de en sintonía, en términos de cómo avanzar con la banda, me hizo decir: “Está bien, si no vamos a hacer estas canciones [en System], me gustaría lanzarlas yo mismo.”

Y lo está haciendo. Completado con cuatro pistas adicionales escritas durante el mismo período de mediados a finales de la década de 2010, el EP Elasticity de Serj llegará el próximo mes. Pero en lugar de ser descartadas de System, estas canciones han desarrollado su propio sabor distintivo, abrazando la electrónica y los teclados arpegiados como nada que SOAD haya hecho antes. Naturalmente, existen algunas similitudes; la pista Your Mom, en particular, rebota con ese lirismo característico de Frank Zappa. Sin embargo, la canción que escuchamos hoy no es la misma bestia rebotante que su encarnación original.

Your Mom tenía letras diferentes que eran muy específicas para el momento en que fueron escritas, pero como esperé tanto tiempo con las canciones antes de lanzarlas, la especificidad de esas letras no tenía mucho sentido, así que tuve que alterar las letras y sacarles de contexto”, explica Serj. “Fue escrita sobre terrorismo muy específicamente, así como Prison Song de System es muy específica.

“A veces la música presupone su destino”, continúa. “Escribes sobre algo, y si es una verdad universal, también se aplicará más adelante”.

La pieza central del EP, Rumi, habla de una de esas verdades: el vínculo entre un padre y su hijo. El himno de rock con piano es una oda a Rumi, hijo de Serj de seis años, que expresa su amor y comparte consejos en una muestra de afecto mucho más personal que cualquier otra cosa que haya lanzado anteriormente.

Serj y su esposa nombraron a su hijo en honor al poeta persa del siglo XIII Rumi, habiendo sido afectados por sus palabras y sabiduría; La letra de la canción actúa como homenaje y guía. “Sé el cambio que quieres ver y sé el hombre que quieres ser”.

“Intento trabajar por la justicia y poner todo mi empeño en todo lo que hago, así que creo que, de alguna manera, es algo que he aprendido y quiero transmitir”, dice. “Y es lo que sentí en ese momento en particular como artista. Eso fue cuando Rumi tenía dos años; Probablemente escribiría algo completamente diferente ahora como, ‘Trata de no romper las cosas’”. Deja escapar una carcajada.

“[La paternidad] me cambió dramáticamente, como cambia a cualquiera. Siempre digo que el mayor miedo que tiene un ser humano al crecer es el miedo a la muerte de sus padres, hasta que tienen sus propios hijos. Ese miedo es reemplazado por algo que pueda sucederle a este pequeño y hermoso ser humano. Cambia las prioridades de tu mundo. Estoy más interesado en estar cerca de él que en viajar y hacer giras. Cambia totalmente tu mundo.”

“Estoy extremadamente preocupado por lo que el mundo trae para la próxima generación”, continúa Serj. “Basados ​​en el cambio climático, basados ​​en la agitación política, basados ​​en la industrialización de las armas, basados ​​en la escasez lenta de agua, la sobrepoblación… Son todas fórmulas que juntas son una auténtica calamidad. A veces me siento y pienso en cómo sería su mundo cuando él tenga mi edad y casi me quedo sin aliento. Hay una parte de mí que está deprimida mirando hacia el futuro, y en un momento de la vida no quise tener hijos por ese [motivo], para ser honesto. Pensaba que era una mala elección, pero me alegro de haberlo hecho. Aún así me preocupo.”

Con historias de paternidad, protesta y desafío, Elasticity ofrece una captura de lo que es realmente importante para Serj Tankian en 2021. Pero para comprender realmente los motivos y emociones detrás de uno de los artistas más imaginativos y vociferantes de la música alternativa, debes volver a donde todo comenzó.

Los recuerdos de Serj Tankian de Beirut son pocos pero vívidos. Nacido en la capital libanesa de padres armenios en 1967, aprecia los recuerdos típicos de la infancia, como la casa de sus abuelos, los juguetes con los que jugaba y el ir a la escuela. “Entonces”, dice, “recuerdo que cayeron las bombas”.

En 1975, estalló la guerra civil en el Líbano, lo que obligó a la familia Tankian a emigrar a Estados Unidos. Los Ángeles estaba a un mundo de distancia de lo que había conocido anteriormente. Viviendo en lo que ahora es Little Armenia en Hollywood, Serj y su hermano menor caminaban de la mano a la escuela solos, pasando por “prostitutas y proxenetas y todo tipo de cosas maravillosas y coloridas”, recuerda con una sonrisa.

A pesar de pasar los últimos 45 años de su vida viviendo en la Tierra de los Libres, Serj no se considera completamente estadounidense.

“Yo diría que técnicamente soy un kiwi estadounidense armenio nacido en Líbano porque tengo la residencia en Nueva Zelanda”, explica. “Vivo allí parte del año, vivo en Estados Unidos parte del año, voy a Armenia a menudo. Técnicamente, eso es lo que soy. Pero, ¿hacia qué me inclino? No lo sé. Creo que soy un ser humano.”

“Nací en un lugar determinado, que no puedes controlar, me mudé a otro lugar, que tampoco puedes controlar cuando niño, luego elegí lugares donde quería vivir. La cultura es lo hermoso de nuestra diversidad. No son fronteras, no es nacionalismo, no es militar, no es poder o fuerza, es cultura. La cultura es lo más hermoso de nosotros.”

Armenia, es la “patria cultural” de Serj, un lugar que todavía está muy cerca de su corazón, lo que lo llevó a pasar gran parte de su vida creando conciencia y liderando debates sobre el genocidio armenio de 1915. Una tragedia que provocó la muerte de aproximadamente un millón de personas a manos del gobierno del Imperio Otomano, no fue formalmente reconocido por el gobierno de Estados Unidos hasta diciembre de 2019.

“Fui activista antes de convertirme en artista y eso se debe a que crecí escuchando las historias de mis abuelos sobre el genocidio armenio. Vivir en un país que hasta [2019] no reconoció formalmente el genocidio me hizo sentir como, ‘Si hubiera tantas verdades que están siendo negadas, ¿qué otras verdades hay?’ Eso me hizo cuestionar la autoridad, cuestionar el poder. y su dinámica, y me hizo más consciente de la necesidad de equilibrio en términos de política, derechos humanos, equilibrio ecológico.”

Serj, que llegó a la mayoría de edad en Estados Unidos a principios de los 80, dice que vio muy pocos activistas en la televisión. Y mientras aquellos que lucharon por el cambio en el pasado existían en los libros de historia, un aspirante a revolucionario de la generación de MTV tenía que encontrar almas gemelas en otros lugares.

Citando como ejemplos el anti-apartheid de Peter Gabriel Biko y el sencillo benéfico de USA For Africa We Are The World, un adolescente Serj quedó cautivado por los artistas que intentaban hacer cambios a través de su música.

“Sabemos que a muchas celebridades les encanta hablar de causas con las que quizás no estén muy familiarizadas, porque las hace lucir bien, así que hay que tomar todo eso con cautela”, sonríe. “Pero realmente aprecié a los artistas que se sumergieron de todo corazón en tratar de hacer un cambio positivo, y eso me llevó a la música que hizo el cambio, ya sea Bob Dylan o Bob Marley y todo lo demás. Me di cuenta de que la música tenía la capacidad de inspirar, y que tendría la capacidad de [hacer que otros] realmente vean algunas de las cosas que están mal en el mundo y traten de hacer una diferencia”.

“El rock es la música de la revolución, el rock es la música de la protesta y el cambio”

Serj examina las diferencias entre los diferentes géneros de música

Tales deseos de afectar el cambio se han tejido en System Of A Down desde el álbum debut homónimo de 1998. Serj, sin embargo, está ansioso por señalar que hay mucho más en la banda que agitar carteles.

“A diferencia de Rage Against The Machine, una banda fenomenal de la que soy fan y amigo, nuestra música no es solo sociopolítica; tenemos los momentos divertidos, y temática y líricamente recorremos una amplia gama de todo tipo de temas, lo que creo que hace que System sea único. Es algo que generalmente se pasa por alto en términos de la validez de la banda, y molesta al resto de los muchachos, porque hay que tener ese equilibrio. Si te pones completamente político, no solo apaga a muchos fanáticos, lo cual es comprensible, sino que no es necesariamente el objetivo de todos los demás muchachos. Es el equilibrio perfecto”.

“No te despiertas y piensas en política todo el día”, agrega Serj. “Si estás teniendo repercusiones por un mal liderazgo y demás, y esa no es una crítica directa a Boris Johnson (risas), puede que seas más político de lo que serías de otra manera. Pero no piensas en eso todo el día. Almuerzas, ves amigos y tienes a tu amante… Si eres un artista, debes presentar todas esas emociones a través de tu música”.

En el tráiler del próximo documental Truth To Power, se le pregunta a Serj Tankian si la música puede cambiar el mundo. Responde a la pregunta con un silencio contemplativo. “Esa es la pregunta universal, ¿no es así?” pregunta Serj hoy. “La música tiene la capacidad de inspirar, y cuando inspiras a alguien, ya se cambia intuitivamente. En casos específicos, por ejemplo, con System Of A Down y el genocidio armenio, no es algo con lo que planeamos predicar, pero es quienes somos, y es una búsqueda personal basada en nuestros abuelos. Hizo que mucha gente investigara el genocidio, y muchos jóvenes dijeron que se enteraron a través de la banda, lo cual es el mayor cumplido que alguien puede hacerte. Así que sí, la música puede cambiar el mundo en ese sentido”.

Sin embargo, en la mente de algunos fanáticos, la política y el rock no deberían mezclarse. Es un argumento del que el Serj es muy consciente; el infierno que es Twitter arrojando mensajes diarios de “fans” diciéndole que “no sabe una mierda” sobre política y que debería seguir con la música.

“Cuando la gente no está de acuerdo con tus opiniones o declaraciones políticas, esa es su primera línea de defensa, tratar de etiquetarte y decir que no eres un ser humano diverso y razonado, que eres esto. “Eres periodista, ¿qué coño sabes de comida?, Por ejemplo. Pero puedes ser chef al mismo tiempo, o tu mamá puede ser chef, o tu pareja, y es posible que sepas más sobre comida que la persona que comenta, y ellos no lo saben”.

Sin embargo, a veces la postura política de un artista puede eludir a quienes están escuchando. El año pasado, Tom Morello sorprendió a un fan de RATM con el hecho de que la banda que escribió Killing In The Name y cerró Wall Street, era, de hecho, “una banda política”.

Si bien las letras de Serj no son tan directas como las de Zack de la Rocha, a menudo mezcladas con ironía y metáfora, ¿le molesta si los fanáticos de System no están de acuerdo con el mensaje, o simplemente ni siquiera reconocen el mensaje en absoluto?

“Usemos el ejemplo de la pizza”, comienza Serj. “A algunas personas les gusta el pepperoni, a otras les gusta la corteza, a otras les gusta el queso. No puedes obligar a las personas a que les guste una parte particular de tu platillo, eso depende de ellos. [Los fans] reaccionan al arte basándose en sus propias experiencias acumuladas. Algunas personas pueden decir: “Oh, me encanta Prison Song, es una gran canción de baile”, y eso es genial. Me alegro de que la estés bailando.

“Pero tengo que decir que la mayoría de la gente, cuando se trata de canciones sociopolíticas, no les pasa por alto por completo. Si realmente les encanta la canción y la han escuchado varias veces, se meten en la letra y tratan de analizarla y entender lo que significa para ellos”.

Al apartar el microscopio de las letras de System y centrarlo en la propia banda, Serj admite que realmente no sabe cómo responder a la pregunta de qué ha logrado System Of A Down en sus 27 años juntos. Hay marcadores de éxito: los álbumes de platino, los titulares de los festivales, las bandas claramente influenciadas por los radicales armenio-estadounidenses, pero estos palidecen en comparación con la conexión humana que han inspirado Serj Tankian, Daron Malakian, John Dolmayan y Shavo Odadjian. “La cantidad de personas que han respondido positivamente y han dicho: ‘Lo estaba pasando mal, pero escuché esta canción y marcó una gran diferencia para mí, gracias’… Yo contesto, ¡Wow!, gracias a ti”.

“Las intenciones detrás de las palabras son más importantes que las palabras, y puedes sentir eso si eres sensible a ellas”

Serj sobre si puede ser definido por su música.

Pero, ¿qué significa el catálogo de SOAD, y de hecho la producción en solitario de Serj, para el hombre mismo? Admite libremente que no le importa cómo lo vean los demás, y que seguirá haciendo arte independientemente de cómo esto defina su “legado”, pero reconoce que todo lo que alguna vez puso su nombre es el verdadero Serj Tankian. Esto, todo esto, es la verdad de Serj.

“Cuando escucho hip-hop, o me gusta un MC o no me gusta un MC de inmediato, es porque o les creo o no”, comienza. “Las intenciones detrás de las palabras son más importantes que las palabras, y puedes sentir eso, especialmente como artista. Yo expreso en serio cada palabra que digo, cada letra que canto, cada ruido que hago. Cada broma hago, es en serio. Yo estaba en ese momento para mí para hacer todo eso”.

Mientras esperamos el próximo capítulo de las bromas y los ruidos de Serj Tankian, ya adelante del EP Elasticity, él tiene otro EP de rock listo y un concierto para piano de 24 minutos (gracias a que el confinamiento es “el sueño de estudio de un músico”) junto con algunas bandas sonoras de películas marcadas en el diario. ¿Pero en cuanto a objetivos fuera de la música? Deja un largo silencio.

“Esa es una pregunta realmente difícil”, finalmente responde, mirando hacia otro lado con la esperanza de encontrar la respuesta. “Mi visión siempre ha sido hacer cambios positivos de una forma u otra. Me gustaría ver más paz en el mundo. Me gustaría ser parte de eso de alguna manera. Pero también me gustaría poder hacerlo a través del arte. No sé cómo lo diría, pero siempre tuve en mente que puedo ser un mejor artista y un mejor activista al mismo tiempo.

“Haces lo que se supone que debes hacer cuando estás atado a tu visión, y si no lo estás, entonces eres una persona muerta caminando. Haces lo que haces y no piensas en ello. No piensas en el legado. Hay mucho que debo hacer. Hay mucho que tengo que hacer con Armenia, mucho que tengo que hacer donde vivo, tengo muchos proyectos en mente que no están relacionados con la música o el arte. Pero quiero seguir haciendo música, porque la música es mi comida. No puedo seguir sin ella”.

Buen provecho.

Elasticity EP de Serj Tankian se lanza el 19 de marzo a través de Alchemy Recordings / BMG
Descarga en el siguiente link la portada en alta calidad de la revista mas wallpapers para celular y escritorio, cortesía de Kerrang.

DESCARGAR FOTOGRAFÍAS

Fuente: Kerrang!